La vida zero waste de Lauren Singer

Hoy quiero hablaros de una historia que me ha hecho replantearme muchas pequeñas decisiones que tomo a diario. Es la historia de Lauren Singer, una chica que lleva más de tres años sin producir basura.

Lo sorprendente de Lauren es que no estamos hablando de la típica “hippie” que se ha ido a una colonia en medio del campo donde vive de manera autosuficiente apartada de la sociedad occidental. No, Lauren vive en Nueva York donde durante años trabajó para el Departamento de Protección Medioambiental del ayuntamiento. Un trabajo que dejó para fundar su propia compañía de productos de limpieza cero desperdicios, The Simply Co.

Lauren Singer

¿Cómo lo ha hecho? Lauren no compra nada que venga empaquetado en un envase no biodegrable (plástico, vamos) y los desechos que produce, los composta. También se fabrica sus propios cosméticos y productos de limpieza. ¡Hasta utiliza preservativos ecológicos y cepillos de dientes de madera!

En su blog, Trash is for tossers (un juego de palabras entre “toss” – tirar y “tosser” – imbécil: “La basura es para los imbéciles”), su Instagram y su canal de YouTube, da ideas sobre como llevar una vida libre de residuos y nos da ejemplos de como lo hace ella día a día.

Tips para llevar una vida zero waste

Probablemente seguir un estilo de vida como el de Lauren sea complicado para ti. Sin ir más lejos en España hay muchos productos que es prácticamente imposible conseguir sin envasar. Le he robado esta foto a Quique Arias, de La Bicicleta (una cafetería que si vas a Madrid, TIENES que probar), para que veas de qué estoy hablando.

Sin embargo, hay pequeños hábitos que podemos adquirir fácilmente para reducir nuestra producción de basura.

5 maneras muy fáciles de reducir tus residuos

  1. No aceptes regalos promocionales que no necesites. Piensa que creas demanda de todo aquello que consumes, aunque te lo hayan regalado. Si no lo necesitas, no lo cojas.
  2. Siempre que puedas, usa tuppers en vez de papel film. Y si son de cristal, mejor todavía.
  3. Cuando vayas a una cafetería elige tomar tu bebida en una taza de verdad y no de cartón. En algunos sitios hasta puedes llevar tu propia taza/termo para llevar tu bebida por la calle. Pregunta, no cuesta nada.
  4. ¡Compra en mercados! Los mercados de abastos venden producto fresco de proximidad y abren seis días a la semana, desde muy temprano. Hoy en día ni siquiera hace falta trasladarse al mercado para comprar. Mi frutero de confianza recibe pedidos a través de whatsapp y hace repartos a domicilio de manera gratuita. Puedo hacer la compra en 5 minutos y tenerla en casa antes de salir hacia el trabajo. Habla con tus tenderos, seguro que te ofrecen soluciones.
  5. Lleva siempre en tu bolso o mochila una bolsa reusable y si te compras algo pide que no te den bolsa. A mí, por ejemplo, me dan mucha rabia las bolsitas que te dan en la farmacia, que no tienen ni asa y son tan pequeñas que al final las tienes que meter dentro de otra bolsa. Siempre pido que me den el medicamento sin embolsar.

Si se te ocurren más ideas para reducir los residuos que producimos a nivel personal, te invito a compartilas en los comentarios.